Los principios sistémicos

Los principios sistémicos

Introducción

Los principios sistémicos fueron formulados por Bert Hellinger tras trabajar con multitud de personas en su terapia familiar. De ahí puedo deducir estas leyes, que posteriormente junto a otros colaboradores llevó también al mundo organizacional.

Hellinger se dio cuenta que en la familia y en la pareja, el amor no bastaba para que una relación fuese bien. Análogamente en una empresa y organización tampoco estaba el éxito asegurado aunque las cosas se hiciesen de manera correcta.

Estas leyes no se escogen, sino que vienen determinadas por el sistema. Conocerlas e identificarlas puede ser de gran ayuda, ya que, tomar conciencia de ellas es la manera de poder ponerse a favor, vivir en armonía y poder dedicar más energía para lograr el éxito.

Se pueden encontrar en sus libros, como el Órdenes de amor, o El manantial no tiene que preguntar por el camino

Aunque a cada una de ellas, por su importancia se les va a dedicar una, o más entradas por si misma, aquí se presentan:

Ley de la pertenencia

Los sistemas quieren completarse y mantenerse así en el tiempo.

Observado desde una perspectiva individual, esta ley indica que todo miembro de un sistema tiene derecho a pertenecer a él y nadie puede ni debe excluirle, por tanto merece que se le reconozca.

Nadie tiene más derecho que otro a pertenecer esto es uno de los fundamental de entre todos los principios sistémicos.

Así, si alguien ignora en un sistema a otra persona, todo el sistema se resentirá.

En el caso de que todos los miembros del sistema sean reconocidos y que se sientan así, aparecerá la harmonía.

La exclusión será el resultado de una parte propia no aceptada.

Para profundizar más…

Ley del orden o de la prevalencia

También llamada Ley de la jerarquía, esta dice que toda persona tiene derecho a existir en un sistema, pero existe un orden o una jerarquía.

Todo el mundo ocupa un lugar y esa posición no debe ser usurpada por nadie para no incurrir en desordenes que afectaran a todo el sistema.

Así en el caso de una familia el padre debe ocupar su sitio y la madre el suyo, y simultáneamente iguales entre sí. Nunca deben buscarse como padre-hija o madre-hijo. Eso crearía un desorden que desequilibraría el sistema.

Para profundizar más…

En la familia

En las organizaciones

Ligado al tiempo

Ligado a la función

Ligada a la sabiduría

Ley del equilibrio entre el dar y el recibir

Debe existir siempre un equilibrio entre el dar y el recibir. En caso de que una de las partes haya dado más habrá generado una deuda. Si esta no se compensa puede llevar a la ruptura del sistema.

Esto puede ocurrir en las parejas, y también en entornos laborales

Para profundizar más…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *