¿Quién soy?

¿Quién soy?

Mi nombre es José Manuel Fernández Alfonso

Llegué a la tierra a los pocos días de que el hombre llegase a la luna.

De mi padre heredé la curiosidad y la capacidad de trabajo.

De mi madre, su tesón y una farmacia

De mis hijos, las ganas de vivir y la capacidad de cambiar.

Ejercí como titular de farmacia durante más de veinte años en los cuales, junto a mi mujer, montamos la primera web de cosmética natural en España.

La vida me enseñó que solo el junco flexible es capaz de aguantar al viento.

Además me regaló la posibilidad de formarme en resolución de conflictos, en mediación y en inteligencia emocional, para poder llegar a ser coach profesional.

Desde hace muchos años he caminado al lado de la antroposofía, y hoy, integro uno de los frutos de esta, la teoría U con el coaching y  las emociones.

Por todo esto me ofrezco a acompañarte en los cambios que te hagan que vuelvas a ser, y que permitan que el mundo se entere de todo lo que tienes para ofrecerle.

¿Para qué este blog?

En estos últimos años he venido realizando varias formaciones y, a medida que pasaba a limpio los apuntes que tomaba y con el fin de aprender e integrar todos esas ideas en mi vida fui generando textos.

Este blog no nace con la intención de enseñar nada, todo lo contrario, lo escribo para aprender yo y cuando he ido juntando textos decidí compartirlo por si podría ayudar a abrir nuevas perspectivas.

Agradecimientos

Todos estos textos son la suma de muchas formaciones, de muchas organizaciones que me han ido aportando contenidos y en muchos caso testimonio de lo que va apareciendo aquí. Por ello y con la intención de ser justo quiero agradecer a las siguiente personas de quien tanto he aprendido:

A Darte por facilitarme los conocimientos para dedicarme de manera profesional al mundo del coaching. Por los contenidos de Inteligencia emocional de Gon Campos y Marian Frias.

Por los conocimientos transmitidos por Marta Ocampo y Jaime Gurt.

Por la capacidad comunicadora de Rosa Quintana

A Zara Beltrán por ayudarme a encontrar las emociones reflejadas en el rostro del otro.

Y, especialmente, la profesionalidad de Enrique Jurado y Celia de Austria, que han coordinado toda la formación y han sostenido a todo nuestro maravilloso grupo ingobernable

Pilar de la Torre y su Comunicación No Violenta, que supuso para mi un cambio en la vida y un renacer en el desarrollo personal.

A Almudena López de Lerma que mediante el Chi Kung favoreció la primera conexión entre mi mente y mi cuerpo.

A Dominic Barter  que me enseñó otra forma de poder resolver los conflictos y a AMEE que me mostró la manera concreta de hacerlo.

A Karen Armbruster que me mostró como poder trabajar toda mi biografía y descubrir lo que encierra mi verdadero ser.

Al CIVSEM y su maravilloso DPOP que con su capacidad de romper esquemas  que acompañó de manera cercana y cariñosa los momentos de mayor oscuridad. Quiero mencionar especialmente el cariño de Eva de los Rios, la provocación de Azkoitia y el testimonio del “Coach de taberna” Antonio Moyá.

Al instituto presencing por poner al alcance de todos una herramienta tan poderosa para cambiar el mundo como es la Teoría U-

Al Triform Institute por poseer la difícil tarea de traer al mundo la triformación social.

A Francisco Coronado que testifica aquello que cree y que pone el alma y el espíritu en todo lo que hace.

Al Centro del coaching  con José Manuel Sánchez a la cabeza, por abrirme una nueva puerta sistémica.

Al Centro abierto de Antroposofía por permitirme compartir una imagen del hombre.

A Raquel directora de inserción de empleo en Ciudad Joven, por su acogida y por permitirme aterrizar todos estos conceptos en acciones concretas en personas con situaciones tan complejas

Se me ocurren muchas personas más, pero si hago estas menciones explícitas es porque gran parte del contenido de esta web es suyo…

A todas ellas les llevo en el corazón, junto a todas las personas que me han regalado la oportunidad de acompañarles y de ser testigo de lo potente que es la vida.