Co-Iniciar en la Teoría U: Formar un grupo, inmersión y observar

Co-Iniciar en la Teoría U: Formar un grupo, inmersión y observar

La segunda parte del Co-Iniciar en la Teoría U es formar un grupo, inmersión y observar.

Este artículo se basa en el capítulo 18 del libro Teoría U de Otto Scharmer

Formar un grupo de prototipado.

Este grupo ha de estar altamente comprometido y con los objetivos claros

Debe tener presentes a todos los elementos del sistema que ya se definieron en el artículo anterior de Co-iniciar.

Así estarán impulsores de las ideas, personas del entorno, clientes actuales, antiguos y potenciales, accionistas, personas que llevaron la gestión en el pasado, etc.

Preguntas que debe responder este grupo:

¿Qué?

Los objetivos que se buscan deben quedar muy claros y han de estar consensuados.

¿Quién?

Se deben establecer quienes son los actores implicados y qué roles deben desempeñar.

¿Por qué?

El fundamento que sustenta la acción, resulta fundamental desde la perspectiva de la Teoría U.

¿Cómo?

Las formas también son básicas, no se puede justificar cualquier acción para lograr el fin deseado.

¿Cuándo y dónde?

Desde estas premisas se debe establecer una hoja de ruta que traiga a la tierra el proyecto que está queriendo llegar desde el futuro emergente.

En la conversación y en la respuesta se descubrirán los puntos en común y la historia que ha traído a cada uno hasta aquí.

Nacerá la inspiración que se ha desarrollar en el futuro.

Aparecerán las experiencias que dotarán de sensaciones de lo que el futuro quiere crear.

Se deben comenzar a planificar los viajes de inmersión profunda hacia los lugares de mayor potencial

Planificar los viajes de inmersión profunda hacia los lugares de mayor potencial

Este tipo de viajes consisten en sumergirse en planos desconocidos de los temas que se van a investigar, dejando atrás lo que se conocía hasta ahora. Han de resultar frescos y nuevos y tratarán de acceder a los lugares más profundos donde está tratando de emerger el futuro.

Se deben preparar tratando de averiguar toda la información posible solo acompañando a las personas que están inmersos en ese mundo; es muy importante recalcar que se trata de dejarles a ellos hacer la labor que llevan haciendo, tratando de no interferir con ellos.

Posteriormente y de manera inmediata conviene apuntar todo aquello que haya impactado, por sorprendente e inesperado.

Lo mejor es crear imágenes vivas de aquello que se ha observado, tratando de representarlo como un ser vivo que pueda hablar y tratando de imaginarse qué diría, caso de poder hacerlo. Además puede ser interesante intuir cual sería el próximo paso que daría ese imaginario ser vivo.

Posteriormente se debe tratar de conectar con la fuente desde la que se inicia el movimiento, y averiguar cuales son las limitaciones a su libertad.

Finalmente conviene averiguar en relación a nosotros que información nos aporta este viaje sobre nuestro punto ciego y sobre nuestro futuro.

Observar, observar y observar

A la hora de poder afrontar un nuevo reto, una nueva situación o un problema una de las mayores dificultades es la de ser capaces de hacer una observación sin ningún juicio. Se debe pasar de la visión analítica a la fenomenológica.

Con ello se silencia a la primera de las tres bestias, la voz del juicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *