Hacer, sentir y pensar

Hacer, sentir y pensar

Hacer, sentir y pensar son las tres las actividades primordiales que hacern al hombre un ser humano.

Introducción

Al llevar a cabo cualquier acción se pueden reconocer a tres personajes interiores:

El Yo que hace

Es el que permite a la persona actuar

El Yo que sabe

Es que posee la conciencia de aquello que se hace

El Yo que siente

Siente aquello que llevamos a cabo y que puede sentir lo que las otras personas que nos rodean sienten cuando hacemos lo que hacemos.

Una vez  identificado aparecen seis preguntas que pueden permitir que la persona alinee su eje de coherencia y le permita volver a ser.

1. ¿Hago lo que sé?

En la vida no siempre realizamos, aquello para lo que nos sentimos capacitados,También no puede interpelar la pregunta de si ¿hago sabiendo?

Es muy posible que la vida nos haya arrastrado a realizar un trabajo una profesión para la que nonos consideramos capacitados y que aquello esté generando frustraciones.

2. ¿Sé lo que hago?

Esta pregunta apela a nuestra consciencia y a preguntarnos si realmente estamos presentes en aquello que estamos llevando a cabo. La atención plena, el Mindfulness, nos permiten responder afirmativamente a esta pregunta.

3. ¿Sé lo que siento?

En muchas ocasiones vivimos enfrascados en una araña de emociones que no nos permiten tomar conciencia de aquello que sentimos. Así el mensaje de información que nos traen estas emociones, queda emborronado. No saber si estás atravesando enfado o tristeza, algo bastante habitual, puede llevar a que no  se pueda saber si lo que  se requiere es es prepararse para un riesgo o  afrontar una pérdida.

4. ¿Siento lo que sé?

De cuantas cosas no quiero enterarme, prefiriendo vivir en la ignorancia que tomar conciencia de ellas para poder seguir viviendo en mi zona de confort.

5.¿Hago lo que siento?

Decía Mario Benedetti:

Uno no siempre hace lo que quiere

pero tiene el derecho de no hacer

lo que no quiere.

Esta es, posiblemente la pregunta clave de todo este artículo.

Detrás de esta pregunta se encuentra el descubrimiento de la verdadera vocación y de la misión que realmente nos va a ayudar a ser aquello que hemos venido a ser.

6. ¿Siento lo que hago?

Si no respondemos un sí rotundo a esta pregunta, es muy probable que estemos necesitando un cambio de actividad. A veces encender esta luz es un detonante para empezar a poner en marcha el camino hacia la búsqueda de aquello que nos está esperando y dar respuestas a algunas de las preguntas de la vida misma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *