Principio de pertenencia en una organización

Principio de pertenencia en una organización

Resulta fundamental que todos los elementos del sistema sientan que están cumpliendo el principio de pertenencia en una organización para que esta tenga éxito.

Elementos del sistema organizacional

A una empresa pertenecen muchos elementos:

  • Los trabajadores actuales
  • Los diferentes departamentos que, a su vez, actúan de subsistemas.
  • Los trabajadores que estuvieron antes
  • Los productos o servicios
  • La competencia
  • El mercado
  • Los clientes, en ocasiones, y más las empresas que están en un momento de preponderar sus fuerzas de cohesión lo olvidan con facilidad

Cuando se cumple el principio de pertenencia en una organización

Cuando se cumple el principio de pertenencia en una organización, los elementos del sistema pueden dedicarse a trabajar por lograr los objetivos, lo cual conlleva que se apunte al éxito. Si además se consigue que los clientes tengan ese sentimiento de pertenencia se podrá tener un gran éxito empresarial.

Consecuencias de que se incumpla el Principio de pertenencia en una organización

El hecho de que de manera consciente o inconsciente, se vulnere esta ley puede acarrear desórdenes, porque el sistema estará tratando de restablecerse.

Puede resentirse la parte de negocio, ya que el el cliente siente de manera inconsciente que algo falla y prefiere adquirir los productos o servicios en la competencia.

Algunas empresas han perdido sus raíces. La idea que fundamentó el proyecto se ha difuminado, así como el reconocimiento hacia la persona o personas que pusieron el capital inicial. Esto hace que ya no estén presentes en el sistema. Si no existe esta mirada hacia lo que ha traído a la organización hasta este momento, será muy difícil que pueda escucharse la voz del futuro emergente.

Excluir en una empresa los intentos y prototipos fallidos, que se desecharon para lograr aquel que funciona y los errores cometidos a lo largo de la historia, también acarrea la posibilidad de que estos elementos no regalen todo el aprendizaje que pudieran aportar.

Si un trabajador siente que no es tenido en cuenta y llega a sentirse excluido, no rendirá igual ni dará lo mejor de sí para el trabajo.

Además los empleados que no sientan clara su pertenencia reaccionaran de cara a no sentirse excluidos. De esa manera, actuarán como haría un niño o un adolescente con llamadas de atención. Así pueden aparecer reacciones de rebeldía para atraer miradas, o comportamientos serviles inauténticos, como los de una hija buena, que no quiere que piensen mal de ella. En todo caso siempre serán actuaciones que alejan al individuo de su Yo más profundo, aquel que puede hacerle mejor persona y mejor elemento del sistema.

Cuando existe un secreto en la organización y las cosas no están claras, la confianza empieza a resistirse y las personas actuaran también de manera poco clara.

Maneras de trabajar la pertenencia en una organización

Identificación con la empresa

Observar esa identificación

El primer paso consiste en la toma de conciencia de pertenecer o no a la empresa. En sentirlo uno mismo y en revisar que cada trabajador lo sienta en mayor o menor grado. No todo el mundo lo percibirá de igual manera, ni es necesario que así sea.

Se debe tratar de que los empleados no vayan hablando mal de su empresa, algo que la debilita enormemente desde el punto de vista sistémico.

¿Los trabajadores se sienten identificados con los valores, misión y visión de la empresa? Si se observa que no es así, se deberán analizar las causas. Para ello se puede indagar cuales son los motivos por los que trabajan en esa empresa, cuál es el clima que invade toda la empresa.

Se debe mirar qué sentido de pertenencia posee el cliente hacia la organización, cuál es su grado de compromiso. Se sienten parte integrante del sistema o sólo como compradores.

Que prevalezca la persona sobre el trabajador

Los trabajadores son personas y cuanto más sientan que esa condición humana es contemplada y no solo su capacidad productiva, más estarán capacitados para poder rendir. La vinculación persona a persona en el mundo de la organización ha de ser sincera y no una tapada estrategia para poder aumentar la productividad de los trabajadores.

En las ocasiones en que las personas quieren dejar de trabajar en la empresa se debe favorecer una buena despedida. Para ello, se debe favorecer un correcto equilibrio entre lo que la persona toma y lo que la persona ha aportado y de manera idéntica la organización. Esto les permitirá a ellos continuar con su carrera profesional y a la empresa seguir manteniendo ese puesto de trabajo. con la energía adecuada.

Fomentar la visión sistémica

Este tipo de visión se basa en tomar conciencia que todas las acciones que se llevan a cabo, independientemente de quien lo haga, tienen repercusión sobre todo el sistema.

Si se presta atención desde la perspectiva sistémica el Currículum de un candidato a incorporarse a la empresa no es más un listado de sus pertenencias anteriores.

Luego se verán los principios de orden ligados al tiempo, a la función y a la sabiduría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *