Preguntas en el coaching sistémico (II)

Preguntas en el coaching sistémico (II)

Este artículo de Preguntas en el coaching sistémico (II) es la continuación de:

Preguntas hipotéticas

Las preguntas hipotéticas transportan al cliente de manera automática hacia el futuro alcanzando el estado deseado.

Comienzan por marcar la hipótesis con formulaciones del tipo Pongamos por caso, o ¿que ocurrirá cuando…?

Su poder radica en que el cerebro no distingue entre algo cierto y algo insinuado o generado por la fantasía propia o ajena.

De alguna manera, no es más que un viaje imaginativo hacia otros lugares u otros tiempos y resulta todo un reto para la creatividad y fantasía de coach y coachee.

No se trata tanto de encontrar las soluciones concretas al problema que ha planteado el cliente, sino de poner en marcha la potente locomotora del deseo, que puede mostrar los siguientes pasos del proceso.

También puede ocurrir al contrario, imaginando el cliente una situación peor que la actual algo que también crea conciencia de aquellas acciones a evitar. En ocasiones, estas preguntas pueden ser formuladas de manera provocativa por parte del coach, inquiriendo ¿qué tendrías que hacer para qué la cosa vaya a peor?

Una de las posibilidades que se ha trabajado más en el coaching sistémico desarrollado en los EEUU, es la de la famosa pregunta milagro, creada por Steve de Shazer Esta consiste en el hecho de llevar al cliente a la idea de que tras una noche tranquila, se acuesta y por la mañana el cliente despierta habiendo ocurrido un milagro que hace que todo aquello que consideraba un problema se ha solucionado como por arte de magia.
A partir de esa hipótesis se indaga, qué es lo que comenta que ha cambiado en su vida, pudiendo esto ser mucho o poco; donde siente alivio en su cuerpo, qué emociones afloran y cuáles desaparecen.

Ejemplos de preguntas hipotéticas

  • ¿Qué tendrías que hacer para conseguir todavía más dinero?
  • Poniendo por caso que se ha conseguido el trabajo, ¿podrías seguir practicando deporte?
  • Caso de que pierdas esos diez kilos, Mantendrías los patrones de comida que te han llevado a rebajarlos?

Preguntas paradójicas

Paradoja, significa, de alguna manera, contradicción, algo que significa contrario a la lógica.

En el caso del coaching sistémico se parte de la base de que no existe la secuencia de causa efecto, ya que todo efecto también puede ser causa, creándose así una realidad más retroalimentada que lineal consecutiva.

Además muchos de los problemas se han originado con el fin de ser una solución para otro conflicto interno o externo.

Por este motivo en el coaching sistémico se emplean las preguntas que encierran paradojas, es decir contrasentidos. De esta manera se puede llevar hasta el asombro al cliente que puede abrir el foco en una zona difícil.

Existen situaciones en las que puede resultar conveniente advertir al cliente antes de realizarle una pregunta de este tipo para evitar llevarle a la irritación.

Es una manera para que se puedan poner en cuestión patrones y hábitos y poder llegar a una mirada más fresca y libre acerca del problema.

Conviene alternar este tipo de preguntas con otras más orientadas a la solución del problema o conflicto, del tipo ¿qué ocurre en otros casos en los que sí obtiene los resultados deseados? o ¿quién puede ayudarle a resolver este asunto?

Ejemplos de preguntas paradójicas

Una de las más empleadas sería la de ¿Para qué otro problema es esta situación conflictiva una solución?”

Otras:

  • ¿Cómo podrías hacer que te despidieran?
  • ¿Qué hay que hacer para aumentar el conflicto?
  • ¿Cómo puedes reducir la motivación de tus compañeros?

Preguntar para indagar por los excluidos en el relato

Este tipo de preguntas indagan por aquel a que se está excluyendo en la narración de los hechos. Requieren de mucha presencia y atención por parte del coach, ya que tiene que sospechar, en algunos casos mediante la intuición qué o quién está siendo excluido del relato que está contando el coachee.

Teniendo en cuenta el principio de pertenencia y que el sistema siempre quiere completarse, aquel que no está siendo tenido en cuenta estará más presente que nadie en la situación conflictiva. Incluso, muchos de los problemas se deben a que se generan para que aquel que requiere ser visto pueda conseguirlo.

Ejemplos de preguntas para indagar por los excluidos en el relato

  • ¿A quién se está diciendo que no en este asunto?
  • ¿Quién está siendo olvidado?
  • ¿Quién se quedaría sin ser visto si se soluciona el problema?
  • ¿Qué no puede ser nombrado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *