Los Principios básicos para poner en práctica la teoría U

Los Principios básicos para poner en práctica la teoría U

Introducción 

La teoría U, como su nombre indica es una teoría, pero, no es esa la vocación con la que ha venido al mundo. Paradojicamente, lo que debe, es convertirse en práctica, en una manera y en un camino para poder transformar personas y organizaciones para que el futuro pueda hacerse presente.

Para ello, se deben seguir una serie de principios que, Otto Scharmer, describe como pasar del “Ego-sistema al Eco-sistema o del yo al Yo”en su libro “Liderar desde el futuro emergente”.

Principios y Prácticas para desarrollar la Teoría U a nivel individual:

Poner en práctica la Teoría U

Se trata de poner en práctica, de hacer propia la teoría U, de hacerla propia, de cara a asumirla internamente y así se convierta en un motor de cambio y en una práctica propia interna.

Se debe evitar especular acerca de la Teoría U y predicar de manera hipotética, con el fin de evitar aquello que tan certeramente dice el refranero español  “Resulta más fácil predicar, que dar trigo”.


Hacerse un maestro de la escucha y de la observación

Esta maestría consiste en aprender a observar y escuchar con la mente y el corazón abiertos de par en par.

Todo el mundo dispone de esa capacidad, pero es una facultad que se debe entrenar y desarrollar, para poder así refinarla.

Experimentar el poder de la escucha en primera y en segunda persona. Con ello se incrementará el autoconocimiento y la empatía.

Conectar con la propia intención

Conectar con el Yo más profundo. Para ello, se puede indagar en las preguntas existenciales que se presentaron en el artículo de la Crisis biográfica.:

¿Quién soy?

¿Para qué estoy aquí?

¿Cómo puedo unir lo que hago con lo que quiero? 

¿Como alinear el propio Hacer, Sentir y Pensar?

De esta manera se encuentra la fuerza de la intención, que es la más potente de todas las energías. Esta conexión interna se convierte en el más valioso de los instrumentos al alcance de cada persona.      

Estar presente

En el momento que la vida se desvela, y lo suele hacer a través de una crisis, o, lo que Scharmer denomina como una grieta, se debe estar presente, cultivando las herramientas arriba mencionadas de escuchar y observar y de estar conectado con la propia intención.

En ocasiones, parece que el tiempo se ralentiza y eso brinda la oportunidad de poder permanecer en una total presenciación.

Esa permanencia puede durar hasta que el futuro se haya hecho patente, y en cuanto eso ocurra, se puede dar el salto y de golpe empezar a cristalizar y prototipar inmediatamente.

A veces esto requiere la voluntad abierta de dejar ir el primer plan que se hubiese diseñado, aunque esto no suponga la renuncia a la idea, sino solo a un tipo de concreción.

Amar lo que se hace, y hacer lo que se ama

Este aforismo que Steve Jobs rescató en su famoso discurso en Stanford, es el único camino que permite que el futuro emerja.

Ken Robinson hizo de esta conjunción la base de su libro “El elemento” y algo que de lo que se ha escrito en Hacer, Sentir y Pensar

Mantener un dialogo constante con el Universo

La Teoría U es un elemento social, por ello se debe establecer un diálogo permanente con el universo que nos rodea. 

Se debe escuchar con la mente abierta, con el corazón abierto y con la voluntad abierta. No siempre que se escucha lo que puede llegar del universo nos agrada, pero se debe estar muy atento a identificar las respuestas que puedan sernos útiles para continuar con nuestra idea.

Crear espacios de escucha profunda

Conviene crear y cultivar espacios donde se puedan dar conversaciones generativas. Para ello se deben favorecer entornos seguros emocionalmente y de profundidad que ayuden a todos los componentes a conectarse a sus respectivos seres esenciales y compartir con los otros desde ese lugar. 

Reservar espacios de tranquilidad y serenidad para el encuentro con unos mismo

Se dice que todos los días debes meditar, al menos, quince minutos, excepto los días donde tengas una gran actividad programada, que en ese caso, deberás meditar, al menos, treinta minutos.

Uno de los problemas actuales es la hiperactividad que se padece en el tipo y ritmo de vida que se tiene. Por ello, se deben reservar, intencionadamente ratos que permitan a uno mismo conectarse con el ser interno de cada uno y permitir observarse a uno mismo.

Buscar un equilibrio entre el hablar y el escuchar

Muchos de los emprendedores y líderes de grupos han llegado hasta esa posición por su facilidad para transmitir ideas y conceptos mediante sus palabras.

Pero si no se viven los principios de la Teoría U, y dentro de ellos, resaltan la idea de observar y escuchar, resulta muy difícil poder transmitirla, aunque se llene de palabras el universo.

Perseverar y adaptarse

“Los caminos no los abren los caballos, sino los burros.”

Estos es, se requiere perseverar, pero el burro, por más tozudo que pueda parecer, es capaz de rectificar y adaptarse a los cambios.

Se cuenta que los romanos para encontrar el trazado ideal, de cara a abrir una nueva calzada, soltaban un burro con un saco de tiza con un corte a la espalda, para que señalara el camino. El animal con tesón iba encontrando el mejor de los caminos posibles, aunque, en ocasiones, tuviera que rectificar para lograrlo.

Los pasos del camino del mago son, conocer las claves, tener el coraje para ponerlas en marcha y perseverar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *