El quinto orden de ayuda: Amor a todo tal cual es

El quinto orden de ayuda: Amor a todo tal cual es

El quinto orden de ayuda establecido por Bert Hellinger, de los cinco que él describe, también se puede denominar Amor a todo tal cual es.

El quinto orden de ayuda: Amor a todo tal cual es

Amar a todo tal cual es puede traducirse de varias maneras diferentes. Algunas pueden ser:

Tomar conciencia de que la vida es mucho más grande que nosotros

El tomar conciencia de que la vida es mucho más grande que nosotros, permite celebrarla tal y como viene. Ya se mencionaba en el segundo orden de ayuda, mediante el cuento de la buena y la mala suerte, que no se puede juzgar si un aspecto que hoy parece negativo traerá consecuencias positivas y a la inversa si uno negativo pueda mejorar la situación actual pasado un tiempo.

Esto hace que debamos siempre tener presente la idea de trabajar modestamente en el desarrollo de la humanidad. De manera modesta, sí, pero también de manera responsable.

No equivocar el vínculo con la relación

Los vínculos de la familia de origen siempre son “perfectos” y así se deben contemplar. Por ejemplo, con la madre, con el padre y con los hermanos, si los hay. Estos vienen dados y son, según Hellinger, aquellos que unen a los diferentes elementos de un sistema.

Después, con ese vínculo sagrado, primigenio, las personas, las circunstancias y la vida tejen una relación que, en muchas ocasiones, se aleja bastante de lo que nos gustaría.

Sí a ti y a tu historia

La aceptación a la persona a la que se está queriendo cuidar, en verdad, a cualquiera con quien se cruce uno, debe ser total. Aceptarla, no solo es solo reconocer su valía actual, sino que conlleva dar la bienvenida la persona y a toda la historia que la ha traído hasta aquí.

O de otra manera:

Decir a la que hubo, a lo que hay y a lo que habrá.

Otros Ordenes de ayuda

Primer Orden de ayuda: Equilibrio en el intercambio

Segundo orden de ayuda: Respeto al destino del otro

Tercer orden de ayuda: Mantener una relación adulta

Cuarto orden de ayuda: Empatía sistémica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *