El principio de orden sistémico en las organizaciones ligado a la sabiduría

El principio de orden sistémico en las organizaciones ligado a la sabiduría

El principio de orden sistémico en las organizaciones ligado a la sabiduría es una hipótesis nueva de este blog. Se suma a los ya presentados relacionados con el tiempo y con la función

Se basa en la búsqueda de estructura por parte del sistema teniendo en cuenta la sabiduría. Esta, a su vez se puede dividir en conocimientos y habilidades.

El principio de orden sistémico en las organizaciones ligado a las habilidades

En este blog se va a hablar de habilidades refiriéndose a aquellas capacidades que trascienden lo que se ha aprendido y que se ha llegado a convertir en hábito.

Es decir cuando uno no se atiene a los patrones, sino que posee el don de de la creación. Por ejemplo, cuando uno no interpreta una partitura, sino que la música pasa por él en un concierto. Cuando las cosas no quedan “perfectamente” acabadas, sino maravillosamente inacabadas.

La persona que posee estas habilidades ha de ocupar el lugar en el sistema que le permite regalárselas al mundo.

En muchas ocasiones son las portavoces del futuro emergente. Por ello, requiere prestarle atención porque no suelen elevar el volumen de su voz para ser oídos.

El principio de orden sistémico en las organizaciones ligado a los conocimientos

Ligados a los conocimientos

No siempre aquel que más sabe es quien ocupa un lugar de privilegio en una estructura empresarial. La conciencia de este desorden, caso de darse, no será suficiente para arreglarla, pero puede resultar un primer paso que identifique si el sistema está trabajando desde el camino hacia el aprendizaje o lo esté haciendo hacia la supervivencia, hacia lo estrictamente económico, etc.

Ligados a las titulaciones

Muchos de los sistemas se ordenan por su función, pero es que muchas de estas se determinan por una titulación académica.

Se debe pensar que los certificados universitarios no son más que licencias, aunque hoy se llamen grados. Así el licenciado en medicina tiene el permiso para poder diagnosticar y tratar enfermedades, el licenciado en farmacia para custodiar y vender medicamentos y el licenciado en psicología para poder abordar terapéuticamente algunos trastornos de las personas que le consultan.

Desde ahí el sistema también ha de estar ordenado en el sentido de cumplir aquello que se establece en las legislaciones de cara a no producir más desórdenes, pero no quiere decir que un servicio prevalezca sobre otro, como ya se presentó cuando se habló de función.

Conclusión

El principio de orden sistémico en las organizaciones ligado a la sabiduría deberá ser respetado como otros órdenes de manera que las organizaciones puedan encontrar mejor armonía. Y servirá de criterio diagnóstico para poder aclarar donde se encuentra una organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *