El enfado

El enfado

Introducción

El enfado es una de las emociones básicas que se pueden presentar, junto con el miedo, la alegría, la tristeza, etc.

Existen diferentes grados de enfado, siendo el más extremo aquel que se muestra con agresividad y violencia.

En cuanto a la terminología existe cierta confusión con el enfado la ira y la rabia. Algunos autores consideran que la ira posee aspectos positivos, otros consideran, en cambio que es la rabia, la que presenta una menor connotación negativa.

De cara a los aspectos positivos del enfado en el presente artículo no se van a categorizar usándolas, tal y como lo hace la Real Academia de la Lengua como sinónimos y tratando de analizar cual es el mensaje que posee esta emoción.

Visión del enfado en la actual sociedad

La sociedad actual no permite la ira. De hecho cuando un niño se enfada y lo expresa mediante una rabieta, se le suele reprender este comportamiento, algo que hace que esta ira se vaya tapando con el transcurrir del tiempo. Ocurre así, sin ánimo de simplificar o generalizar, que en el caso de las mujeres esta emoción es mucho más condenada, quedando tapada por una emoción secundaria ,siendo la más frecuente la de la tristeza. En algunos hombres esta emoción si sale, aunque, por desgracia, de manera dramática y en su forma más extrema, la violencia.

El enfado desde un punto de vista biológico

Analizando el enfado desde el enfoque fisiológico, esta emoción está mediada en el cuerpo humano por la liberación de catecolaminas, (adrenalina y nor-adrenalina) desde el sistema nervioso simpático. Se debe tener en cuenta que, en ocasiones, estas sustancias que son potentes neurotransmisores pueden funcionarcomo drogas internas haciendo que las personas generen una adicción a ellas, requiriendo la persona una cierta dosis de ira para satisfacer esta necesidad. En caso extremos, esto se puede descontrolar llegando a ser la causa de determinados comportamientos violentos.

Expresión física del enfado

Paul Ekman, conocido psicólogo, estudió las expresiones faciales de todas las emociones y observó mediante estudios en los aborígenes de Papua, Nueva Guinea, que no habían recibido ninguna influencia externa, que las siete que él definió (sorpresa, asco, desprecio, miedo, alegría, tristeza e ira) poseen una expresión facial universal e inequívoca. Posteriormente corroboró esta tesis en estudios con personas ciegas de nacimiento, que no habían podido tampoco haber aprendido esta manera de expresarlas por haberlas visto.

Así la ira se expresa:

En el cuerpo

Con la cabeza y mentón hacia delante y el cuerpo extendido. Además las personas que sienten rabia, notan calor y su voz suena dura y con un volumen alto.

En todo el cuerpo se puede sentir como tensión y los músculos contraídos.

En el rostro

Anger Controlls Him.jpg

Ya sea de manera explícita, en lo que él dio en llamar macroexpresión o en pequeños gestos inconscientes y de poca duración, microexpresiones, la ira se manifiesta en el rostro por:

  • Subir los párpados superiores, hasta juntarlos con las cejas que han bajado.
  • Los párpados inferiores también suben
  • La barbilla sube o sobresale
  • Existen dos versiones del enfado cuando se observa la boca
    • Meter los labios hacia dentro, apretándolos. Si aparece en la cara de una persona este gesto, aunque no se acompañe del resto, se puede suponer un enfado, ya que es lo que Paul Ekman denominó como músculos fiables.
    • En otras ocasiones los labios se estrechan y la boca se pone cuadrada, quedando algo abierta.

El enfado es una emoción muy poderosa

La ira es una de las emociones más potentes, el problema es que tiende a desenfocarse de su objetivo. Así, resulta que una rabia acumulada en el trabajo acabe pagándose al llegar a casa.

Por ello es importante tener en cuenta aquello que dijo Aristóteles:

Cualquiera puede sentir rabia, eso es fácil. Pero sentir rabia por la persona correcta, en el momento correcto y por un propósito noble, eso no es fácil.         

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *