El empleo del inconsciente en la PNL

El empleo del inconsciente en la PNL

El inconsciente visto desde la perspectiva de la PNL

Realmente la PNL no posee una visión propia y exclusiva de la fisiología cerebral ni del subconsciente. Lo que sí han estudiado los diferentes autores de la PNL y, sobre todo John Grinder con su “Nuevo Código” es como aprovechar las características de ese subconsciente para obtener los mejores resultados empleando técnicas y dinámicas de PNL.

Definición del inconsciente

Pocas tareas resultan tan complejas que describir de una manera consciente el inconsciente.

Desde un punto de vista de la fisiología cerebral, el inconsciente sería todas aquellas actividades que se llevan a cabo sin que hayan pasado por el neocórtex.

El empleo del inconsciente permite la supervivencia del cerebro

Los estudios avalan que, aproximadamente, entre el 90% y el 95% de la actividades que se llevan a cabo se realizan de manera inconsciente. Es decir sin que uno se dé cuenta. Este es un mecanismo de ahorro energético necesario para la supervivencia del cerebro humano. El cerebro consume el 20% de la energía total del organismo humano, algo que supone, aproximadamente unos 20 vatios en un adulto.

La transmisión de los impulsos nerviosos se lleva a cabo mediante los potenciales resultantes de las diferencias de concentración de los iones de sodio y potasio en el espacio intra y extracelular. Es decir, mediante transmisión eléctrica, por lo tanto, esa participación de milivoltios sumada entre las millones de neuronas genera calor.

Si se hiciesen de manera consciente todas las actividades, respirar, digerir, latir, etc. y todas fueran gestionadas desde la corteza cerebral, está se calentaría hasta derretir o hacer estallar el cerebro.

Por tanto, se requiere que gran parte (90-95%) de las funciones que se regulan en el cerebro no sean controladas en esta región de la corteza.

Características del inconsciente

El inconsciente posee una serie de características:

Es literal

El hecho de ser literal hace que no pueda captar la ironía.

Tampoco entiende los conceptos abstractos, entre los se encuentra el noEsta es la base del uso sistemático de la negación que se ha mencionado en el artículo de Los seis fundamentos de la PNL.

No analiza

Por tanto, todo el pensamiento lo transforma inmediatamente en actuación.

No distingue si lo que está procesando es real o imaginario.

Esta es una de las razones, por la que resultan tan útiles las dinámicas que llevan a la persona a un futuro imaginado como puede ser la conocida como VAK (Visual, auditivo y kinestésico) en que a una persona se la pide que imagine una situación y que describa que es lo que ve, lo que oye y lo que siente. Este hecho se puede comprobar, simplemente, imaginando la idea de comida y en la boca se comenzará a sentir un aumento de la insalivación.

Los aspectos antes mencionados de no analizar y de no distinguir lo real de lo imaginado hacen que se puede mejorar la calidad de vida de una persona, simplemente, invitándola a cambiar sus pensamientos y a sustituir aquellos negativos por otros más positivos. Se estima que entre el 60 y el 80%, dependiendo de cada persona, de los pensamientos que se tienen son negativos. Por ello, existe un gran potencial de mejora en cambiar el tipo de pensamientos.

La parte inconsciente nunca posee mala intención

El hecho de que el inconsciente sea bienintencionado y benevolente supone un gran potencial en todas las personas y se une a que ningún comportamiento en el ser humano posee una intención negativa.

Conclusión

Aprovechar al máximo el inconsciente brinda al ser humano potencialidades infinitas y hace que pueda llegar hasta lugares que nunca se hubiese imaginado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *